“Antes que fotógrafos somos seres humanos”

Hace unos días recibí la invitación del Festival Gabo 2021 para participar en el taller “Fotoperiodismo: un viaje de lo digital a lo análogo”, con la fotógrafa italiana Viviana Peretti. Me sentí honrada y privilegiada de haber sido seleccionada como única venezolana, entre centenares de postulantes. El mismo se realizó los días 18, 19 y 20 de noviembre. Era un objetivo profesional anhelado que al fin pudo materializarse.

El festival es reconocido como uno de los eventos más significativo dirigido a periodistas y público en general. En esta oportunidad, y debido a la pandemia, toda la programación del Festival Gabo Nro.9 se desarrolló en modalidad online. Como sabemos, la Fundación Gabo fue creada por el colombiano Gabriel García Márquez, periodista y premio nobel de literatura (1982). Institución que se caracteriza en promover el ejercicio del periodismo independiente, mediante iniciativas tales como publicaciones, becas, talleres y premios.

Con toda razón dijo Gabriel García Márquez: “Para ser periodista hace falta una base cultural importante, mucha práctica, y también mucha ética”, frase que respaldó Viviana Peretti al encomiarnos ser íntegros al ampliar los conocimientos sobre diversos temas, no solo sobre fotografía.

Foto: Samson Katt

La facilitadora Viviana Peretti, radicada en Bogotá, se especializó en fotoperiodismo después de graduarse en Antropología en la Universidad de Roma. También es egresada del International Center of Photography de Nueva York, donde cursó estudios en Documentary Photography and Photojournalism. Es una profesional con una amplia trayectoria con becas y premios entre los que cabe destacar CNN, los Sony World Photography Awards, el Ministerio de Cultura de Colombia, el Moscow International Foto Awards, la World Photography Organization en Londres y la Fondation Bruni-Sarkozy en Francia, entre otros. Numerosos medios internacionales han publicado sus fotografías, entre ellos: CNN, BBC, Nesweek y The New York Times.

Los veinte seleccionados para el taller en su edición Nro. 9, quedó conformado por un grupo variado de profesionales de distintas nacionalidades. Estuvimos conectados desde Brasil, Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, El Salvador, México, Nicaragua, Argentina, Perú, Uruguay y Venezuela. Los participantes ejercen actividades en dos decenas de medios de prensa, universidades, escuelas de cine, estaciones de radio, agencias de noticias y portales digitales.

Durante estos tres días, Viviana Peretti abordó un total de seis temas: retrato, documentar comunidades, el paisaje como sujeto, contar una región, fotografía de calle y fotografiar con teléfonos móviles, todos estos fundamentados en sus propios trabajos. Un aspecto a destacar desde el inicio del evento, fue la presentación y revisión de los porfolios por parte de Peretti, que cada participante debió enviar previo al inicio del evento. Estos progresivamente fueron objeto de un enriquecedor proceso de crítica, tanto por la facilitadora, como por el resto de los fotógrafos participantes.

«Para ser periodista hace falta una base cultural importante, mucha práctica, y también mucha ética»

Gabriel García Márquez

Por ejemplo, con el objeto de hacernos ver los secretos de una buena imagen, Viviana mostró en la primera sesión dos trabajos de su autoría: mujeres tejedoras de los Nasa en la región colombiana del Cauca y los retratos de los miembros de la comunidad LGTBI. A través de su pregunta ¿Cómo dialogamos con nuestros sujetos?, nos hizo reflexionar y comprender la importancia de un buen retrato. Simplemente, “Una buena foto no funciona porque estamos ubicados donde no debemos estar”. Asimismo, enfatizó en la importancia de crear imágenes que cuestionen y generen una conversación, ir más allá del simple registro de la realidad y el respeto hacia el sujeto, “Antes que fotógrafos somos seres humanos”, comentó.

Foto: Erik Mclean

Constantemente, Viviana formulaba preguntas que estimulaba a cuestionar la manera como nos “movíamos o bailábamos” con el sujeto o el objetivo a fotografiar: “¿Qué porción de realidad queremos mostrar y por qué? ¿Mis imágenes en qué van a hacer distintas?”, preguntó Viviana.

Entre todos sus proyectos fotográficos que Peretti expuso, me llamó la atención el trabajo que realizó a más de 10 comunidades de distintas religiones en la ciudad de Nueva York. Ella habló de los retos e impedimentos para acceder a esos grupos, a lo que comentó que “el mejor lente zoom que tenemos son nuestras piernas”. Sin dejar de mencionar “Nostalgia en azul” –trabajo ejecutado con cámara oscura–, ¡y vaya qué cámara!, el cual me resultó una hermosa poesía visual.

Definitivamente, el espacio en este artículo queda pequeño para todo lo aprendido. Fue una valiosa oportunidad para observar con otros ojos nuestras fotos, tanto desde las perspectivas técnicas como las subjetivas. Se trató de una experiencia ampliamente enriquecedora, de alto nivel profesional, donde la creatividad, la innovación, actualización de conocimientos y un networking multidisciplinario fueron solo una parte de todo lo recibido. Actividad que deja en evidencia la merecida fama y prestigio de la Fundación Gabo. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.