Foto: Edward Weston

El desnudo infantil en la fotografía

Se han preguntado alguna vez ¿cuántas personas hay en el mundo? Para el momento de haber escrito este artículo, en Census.org, la población mundial era de 7.670.884.980 personas. Ahora, de ésta pequeñita cifra que le acabo de mencionar, piense en la cantidad de individuos que poseen un teléfono con cámara y le gusta documentar el mundo que lo rodea. ¿Impresionante verdad?

Hoy en día, vivimos en un mundo saturado por las imágenes, ya lo he comentado en otras oportunidades. El consumismo visual es feroz, no terminamos de digerir una imagen, cuando ya tenemos otra nueva del mismo hecho, y así sucesivamente. Más que un reto, de intentar contabilizar las fotos que hacemos y publicamos diariamente en las redes sociales, sería preguntarnos ¿qué sucederá con todas estas fotografías en el futuro? Sólo pensar que un porcentaje de esas imágenes son de niños y bebés que aún no han nacido y ya tienen presencia en el mundo virtual.

A principio del presente mes, leí por Twitter sobre una presunta venta de imágenes relacionadas con pornografía infantil, hechas por la reconocida agencia internacional de fotografía Magnum Photos. Según las dos publicaciones del fotógrafo y escritor británico Andy Day, en el portal fstoppers.com, titulados “Magnum Photos Is Selling Images of Alleged Child Sexual Abuse on Its Website” y “Will Magnum Answer These Questions About Potential Child Sexual Abuse Images?”, “el archivo de Magnum Photos presenta numerosas fotografías de trabajadoras sexuales infantiles, muchas de las cuales fueron fotografiadas sin su conocimiento. Varias de estas fotografías son sexualmente explícitas, con desnudos y encuentros con clientes. Estas imágenes pueden constituir actos de abuso sexual infantil”, destacó.

Inclusive, menciona Andy Day que la serie de fotografías, que supuestamente están en Magnum Photos, muestra a una mujer que parece ser “adolescente parcialmente desnuda, sexualmente explicita y sonriendo al fotógrafo”. Tales fotos fueron realizadas por el fotógrafo documental David Alan Harvey, miembro de Magnum Photos desde 1993, durante el “tiempo que pasó con trabajadoras sexuales en Bangkok en el año 1989”.

De acuerdo con el autor de ambos artículos, Magnum Photos comunicó “Al igual que muchos en la industria fotográfica, estamos reexaminando nuestros archivos pasados ​​ya que somos conscientes de que hay material que puede ser inapropiado. Magnum ha acumulado casi un millón de imágenes en sus 73 años de historia”.

Desde el inicio de la fotografía a nuestros días, especialmente en la historia de la fotografía documental, puede encontrarse fácilmente ejemplos de imágenes de niños desnudos. Las cuales, para muchos han sido descritas como pornografía infantil. Es importante pues, saber lo que realmente implica la definición de pornografía infantil, debido a que es complicado desde las perspectivas discursivas o ideológicas sobre la infancia, la sexualidad o cualquiera otra naturaleza de la documentación visual que haya tenido el espectador. Sin embargo, según la Real Academia Española define pornografía como: “Presentación abierta y cruda del sexo que busca producir excitación”.

En la fotografía documental, una muestra es la famosa foto de guerra de la niña desnuda Kim Phuc, quien sufrió quemaduras por un bombardeo aéreo en Napalm en 1972, retratada y auxiliada por el fotógrafo Huynh Cong “Nick” Ut.

Foto: Huynh Cong «Nick» Ut

Caso como las polémicas fotografías “The Inmediate Family (1992), de Sally Mann (ya escribiera sobre ella en junio “Sally Mann, haiku y verdades”). En este trabajo, la fotógrafa captura su cotidianidad familiar, en especial la de sus tres pequeños hijos retratados desnudos. Como consecuencia, Mann fue criticada y acusada de mala madre “al exponer a sus hijos con imágenes pornográficas”, alimentando las fantasías de pedófilos.

Foto: Sally Mann

Desde la fotografía artística, Edward Weston retrató el torso desnudo de su pequeño hijo Neil, asemejando las obras de escultura clásica de Miguel Ángel Buonarroti. Al igual que Mann, el fotógrafo estadounidense Jock Sturges fue censurado y criticado, debió enfrentar a la ley por acusaciones de pornografía infantil, por sus fotografías de jóvenes desnudas en las playas de California, reproducciones que fueron realizadas con el permiso de sus padres. 

Edward Weston
Foto: Jock Sturges

En contraste, son las imágenes de desnudos que realizó la fotógrafa francesa Irina Ionesco a su pequeña hija Eva. La fotografió como a sus otras modelos adultas, desnuda y con alusiones eróticas, lo que originó una extensa disputa sobre el papel del desnudo infantil en la fotografía.

Eva, foto Irina Ionesco

En la situación actual, las imágenes digitales viajan con gran velocidad en este mundo virtual. La capacidad de encontrar y difundir fotografías de niños implicados en actividades sexuales está a la orden del día. Lamentablemente, observo como padres toman fotografías de sus hijos y publican diariamente en la Internet. Es nuestra responsabilidad proteger la identidad de nuestros hijos y cuidar los momentos y recuerdos que publicamos sobre ellos por redes sociales.

1 comentario en “El desnudo infantil en la fotografía”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.